Inteligencia

Ponencia presentada por D. Enrique Ávila Gómez en el II Seminario de Inteligencia y Seguridad celebrado en Madrid del 25 al 27 de junio de 2013. Inteligencia y Tecnología

Me permito realizar un breve análisis del artículo publicado por José María Blanco Navarro en la Revista de Inteligencia y Seguridad nº 12, páginas 107 a 140 comenzando por el hecho de que, en líneas generales, estoy de acuerdo tanto con su argumentación como con las recomendaciones que, sobre el perfil que ha de tener un analista de inteligencia, expone.

José María Blanco realiza un detallado viaje por todos aquellos planos, tanto profesionales como personales, y ahí incluyo tanto los elementos sociales como los de ámbito individual, que rodean la labor de un analista.

Coincido plenamente con el autor en el valor que aporta, en cualquier área de conocimiento y entre diferentes áreas el conocimiento, la experiencia y el modelo de pensamiento del generalista.

Muy denostado en nuestra cultura occidental actual, el denominado generalista no es sino la figura clásica del pensador renacentista, como sé que le gusta ser reconocido al propio autor y cuya idea comparto plenamente, o la aún más clásica del filósofo griego.

La superespecialización es necesaria, sin duda, pero ha sido siempre la labor de aquel que ha sido capaz de inspirarse en conocimientos multidisciplinares el generar conocimiento epistemológico de alto valor para toda la sociedad.

Recomiendo encarecidamente su lectura, sobre todo por aquellos que consideran que el trabajo del analista de inteligencia puede, de alguna manera, ser automatizado o constreñido por modelos de pensamiento acríticos.

Trabajo presentado por D. Enrique Ávila Gómez en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado.